MIGUA

MIGUA

Movimiento de inmigrantes de Guatemala en Estados Unidos

Movimientos de Inmigrantes Guatemaltecos

Movimientos de Inmigrantes Guatemaltecos

Conoce más de nosotros, click aquí para conocer nuestra misión y visión.

Revista Nahual Migrante

Revista Nahual Migrante

Powerful, yet simple to use

Lee nuestra revista mensual, en donde podrás encontrar la información más actualizada sobre inmigración en estados unidos.

Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2011 JoomlaWorks Ltd.
Bienvenidos a la portada
Mutilados por La Bestia alertan del peligro de la migración ‘forzada’ a Estados Unidos PDF Imprimir E-mail
Escrito por Claudia Carias   
Jueves, 21 de Julio de 2016 21:44

 Hondureños que perdieron extremidades comparten sus historias para alertar sobre el peligro de la travesía hacia el Norte y para que se conozca la triste cara de la migración hacia Estados Unidos

Un grupo de cinco inmigrantes hondureños mutilados de sus piernas por el tren La Bestia llegaron recientemente a Chicago porque buscan a través de sus historias que la comunidad conozca la triste cara de la migración indocumentada.

Los indocumentados se enfrentan a la pesadilla de su vida al subir al también llamado ‘Tren de la muerte’, dice el inmigrante hondureño José Luis Hernández, quien ha perdido la pierna y el brazo derecho y parte de su mano izquierda, mutiladas por las ruedas de La Bestia, tren que toman miles de inmigrantes centroamericanos en México para llegar a la frontera sur de Estados Unidos.

Cinco de diez inmigrantes hondureños forman parte de la ‘Caravana de los Mutilados’, quienes actualmente visitan Chicago para compartir sus historias en iglesias y distintas organizaciones locales.  Este grupo también ha recorrido Miami, Los Ángeles, Texas, Maryland y Washington DC alzando su voz sobre los peligros que se enfrenta un inmigrante indocumentado al subirse al ‘tren de la muerte’ en su intento por llegar a Estados Unidos.

En busca de la ‘tierra prometida’

“Lo que nosotros andamos haciendo y para lo que nosotros nos organizamos es para ser la voz en la que el mundo conozca la triste cara de la migración y que a la vez nuestros gobernantes hagan algo por esta situación… Queremos que esa tierra prometida que buscamos en este país sea en nuestro propio país, sin necesidad de arriesgar nuestra vida para llegar a Estados Unidos”, comentó Hernández, presidente de la Asociación de Migrantes Retornados con Discapacidad (AMIREDIS).

Hernández añadió que, entre otras cosas, la ‘Caravana de los Mutilados’ busca reunirse con el presidente Barack Obama para hablar sobre las experiencias que sufren los migrantes centroamericanos para llegar a Estados Unidos y también abogar por un alto a las deportaciones.

Según AMIREDIS, en Honduras hay 713 personas mutiladas por el tren La Bestia y en los últimos seis años se han repatriado de México 362 cadáveres de hondureños que han muerto en su intento por llegar a Estados Unidos.

“Hay 713 personas mutiladas por el tren, entre hombres, mujeres y niños, pero se cree que existen más porque muchas se quedan en México, no retornan al país porque no quieren que sus familias los vean mutilados”, destacó Hernández a La Raza.

Este grupo de hondureños actualmente reside en Maryland e ingresó a Estados Unidos en marzo de 2015. Tras estar dos meses retenidos en un centro de detención en Texas, salieron en libertad con un permiso especial (‘parole’), han solicitado asilo y tendrán su primera audiencia en corte ante autoridades migratorias en 2019, indicaron los miembros de esa caravana.

“A duras penas me alcanzaba para la comida”

Hernández opina que miles de centroamericanos han emprendido una migración ‘forzada’ ante la falta de empleos, de oportunidades, por la corrupción, la violencia y la delincuencia que impera en sus países de origen.

Hernández la vivió en 2006 cuando tenía 17 años, y la recuerda cómo si fuera ayer. “Después de 20 días de travesía aguantando sed, hambre, cansancio, ya para llegar a Delicias, Chihuahua, México, iba sentado donde van acoplados los vagones del tren, me estaba quitando los zapatos porque tenía los pies hinchados de tanto caminar cuando de repente me desmayé y al caer el tren me mutiló una pierna, un brazo y parte de mi mano izquierda”, explicó.

Hernández dijo que realizó la travesía para ayudar a su familia para que tenga una mejor vida. “En Honduras recibía salarios miserables que a duras penas me alcanzaba para la comida, por eso tomé la decisión arriesgada de migrar y al hacer esa travesía me cambió la vida por completo”.

“Yo morí cuando caí de ese tren y también murieron mis sueños, pero si hoy en día puedo lograr algo y evitar que otros queden igual que yo, lo voy hacer, y es lo que me ha movido a realizar lo que estoy haciendo hoy”, puntualizó Hernández, de 30 años.

Por su parte, el hondureño Freddy Omar Vega, de 37 años, con cinco hijos, es otro de los hondureños mutilados por La Bestia que integra AMIREDIS. Vega dijo que si antes de tener la pierna mutilada le era difícil encontrar trabajo en su país, la situación es más crítica siendo discapacitado y “nosotros no queremos ser una carga para la familia”, señaló.

“El inmigrante viene arriesgando la vida”

José Gutiérrez, de 27 años, recuerda que en 2009, cuando subió al tren durante su viaje, él y otras personas fueron asaltadas: “nos dijeron que si no nos tirábamos del tren nos iban a matar, no hubo otra opción que tirarnos y esperar otro en la madrugada que iba a pasar como a la 1 am. Estaba lloviendo cuando quise subirme al tren en Orizaba, Veracruz. De exhausto me desmayé, fue trágico porque al caer el tren me mutiló la pierna”.

Gutiérrez, también miembro de AMIREDIS, dijo que intentó emigrar a Estados Unidos para huir de la pobreza y de la  delincuencia que se está viviendo en Honduras. Su sueño era brindarle un mejor futuro a su familia. Con lo que le pasó ahora busca que la gente migrante sepa de los peligros al embarcarse en esa peligrosa travesía. “El inmigrante viene arriesgando la vida, corre el riesgo que lo secuestren, que lo maten, a que las mujeres las violen, no se arriesguen”, puntualizó.

 
La ONU pide proteger a los migrantes víctimas de la violencia en Centroamérica PDF Imprimir E-mail
Escrito por Claudia Carias   
Jueves, 07 de Julio de 2016 15:56

Sólo en Honduras hubo 174.000 desplazados internos por la violencia pandillera

La Agencia de Refugiados de Naciones Unidas, ACNUR, ha encendido las alarmas. Sin cifras certeras, pero con la evidencia de un repunte de movilización como el provocado por las guerras centroamericanas de los años ochenta (aunque con circunstancias distintas), la agencia lanzó ayer en Costa Rica un “llamado a la acción” para que toda la región procure la protección de los miles de migrantes por causa de la violencia de pandillas en el llamado Triángulo norte, compuesto por El Salvador, Guatemala y Honduras. La ACNUR solicita mejorar los sistemas de asilo para la población.

Tenía 12 años cuando un quinceañero de la mara 18 se enamoró de ella al punto de querer llevársela forzada a otro pueblo. Era 2013 en El Salvador y nadie sensato habría imaginado a esa niña, Julia, resistiéndose contra la intención del pandillero y, por tanto, de la pandilla. Su familia estaba desintegrada y la única posibilidad fue llamar a su tía que vivía en Costa Rica para que la ayudara a huir de la espiral de violencia. Viajó sola en autobús y el 24 de setiembre de 2013 pisó suelo costarricense, donde hoy vive con estatus de refugiada.

Su expediente en la Dirección de Migración y Extranjería de Costa Rica señala que la corrupción del sistema salvadoreño y la posible filtración de las maras la dejaba ante una absoluta desprotección frente a la amenaza de la pandilla. Por eso le aprobaron el refugio, como lo otorgan también a cada vez más salvadoreños que huyen de la violencia, al igual que escapan también de Guatemala y Honduras en la actual crisis de desplazados que ha obligado a la ACNUR a encender todas las alarmas.

Después de registrar en 2015 110.000 solicitudes de refugio de estas nacionalidades en otros países de Centroamérica y Norteamérica (una cifra 20 veces mayor que la del 2010), la ACNUR ha considerado necesario encender las luces de emergencia para que la región atienda a esta población y evite que quede en el limbo legal internacional, sin descuidar tampoco las complejas causas de la violencia pandillera en los tres países.

En Honduras hubo 174.000 desplazados internos por la violencia pandillera, según estudios de ACNUR en 12 de los 23 departamentos. En El Salvador el territorio es de menos de 20.742 kilómetros cuadrados y la opción más segura es salir del país, como señalaron los técnicos en el caso de Julia.

La ACNUR y la Organización de Estados Americanos (OEA), con representantes de todos los gobiernos centroamericanos, intentan fijar un punto de partida para llamar la atención internacional y lograr que se amplíen y robustezcan los sistemas de asilo o refugio a esa población. “Es una situación sin precedentes”, dijo ayer el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, durante el encuentro en San José, capital del país centroamericano que en 2015 recibió 2.203 solicitudes de asilo, un 120% de las atendidas en el año 2013, cuando lo hizo Julia con ayuda de su tía. Del total de peticiones, un 46% procede de salvadoreños.

México y Estados Unidos registran volúmenes mayores de solicitudes de población que huye de las extorsiones y amenazas de las maras, las pandillas que crecieron en el Triángulo norte alimentadas por la exclusión social y la herencia de las guerras de los ochenta, incluidas las armas. Las instituciones estatales han sido incapaces de proteger a la población y más bien las bandas criminales han logrado incidir en la dinámica política. Hay territorios controlados por las pandillas, que ejercen su poder mediante extorsiones, reclutamientos forzados, violaciones o asesinatos con exposición pública. “Es un escenario muy particular porque no huyen de las guerras ni hay un conflicto político central”, señaló Grandi, que resaltó similitudes con los desplazamientos forzados en Colombia e insistió también en atacar directamente las causas de la migración forzada.

“Es la primera vez que se habla sobre esto. Hay que luchar para que se siga hablando y actuando para garantizarles protección, con sistemas más amplios y más robustos”, añadió Grandi.

 
Jóvenes inmigrantes buscan empoderar a su comunidad PDF Imprimir E-mail
Escrito por Claudia Carias   
Martes, 05 de Julio de 2016 15:35

Undocumedia, creada y manejada por jóvenes inmigrantes de Los Angeles, llega información y herramientas de superación a miles de inmigrantes en todo el país. Ante las recientes desilusiones sobre la legalización, urge que los inmigrantes tomen control de su propio destino, señalan.

 

El momento en el que se encuentra la comunidad indocumentada, tras años de lucha por algún tipo de progreso en las leyes de inmigración, parece estancado en la desesperanza.

Sin reforma migratoria, con decisiones adversas en las cortes que impidieron la legalización temporal de millones por medio de DAPA y la extensión de DACA, millones de personas siguen indocumentadas o en estatus incierto y deben continuar así sus vidas.

Pero el largo movimiento de los dreamers, jóvenes que llegaron a este país cuando eran niños con sus padres a través de las fronteras, ha producido una generación de jóvenes líderes que no ven en los políticos la solución a sus problemas: la ven en sí mismos y en el cambio que ellos pueden promover.

Son miles, y están en todas partes, echando para adelante con mayor o menor suerte dependiendo de donde vivan, hay estados con más recursos, más posibilidades. Pero también hay personas en otros rincones del país que necesitan más orientación, más ayuda; y es allí donde dos de estos “dreamers”: Iván Ceja y Justino Mora, entran en acción.

Ambos son residentes de Los Angeles, ambos son indocumentados o más bien “dacamentados”,habiendo calificado para el DACA o Acción diferida de 2012.

Iván y Justino son los fundadores de “Undocumedia”, una organización sin fines de lucro que hasta ahora ha funcionado principalmente como medio de información en medios sociales: la internet,FacebookTwitterInstagram.

Su objetivo: informar a la comunidad indocumentada –y a sus seres queridos-, empoderar y ayudara quienes necesitan saber claramente donde están parados y a qué recursos pueden tener acceso.

Desde hace varios años, ambos jóvenes estuvieron involucrados en el activismo en pro del California Dream Act y de la acción ejecutiva anunciada por el presidente en diciembre de 2014.

Ambos han estado en las trincheras, y en 2013, Justino fue uno de un grupo de jóvenes indocumentados que se reunieron con el Presidente en la Casa Blanca para hablar de su situación legal.

Cuando DACA original comenzó en 2012, ambos jóvenes se acogieron, pero pronto se dieron cuenta de que a pesar de los esfuerzos de las organizaciones comunitarias, había mucha desinformación al respecto.

“En mi caso, tenía primos que comenzaron a mandarme mensajes, ¿cómo hacemos para pedir DACA?”, explica Iván. “En vez de contestarle a cada uno individualmente creé un grupo para informar y esto se convirtió a la larga en un sitio web, una página de Facebook, etc”.

Undocumedia es hecha por jóvenes inmigrantes para otros inmigrantes e intentan conectar con esta comunidad para explicar en forma rápida y directa lo que necesitan saber.  En 2014 comenzaron a llamarse Undocumedia y en 2015 se convirtieron en una organización sin fines de lucro.

“En este momento somos la cuenta más vista en Instagram del tema inmigración, en Facebook tenemos una de las tres cuentas más exitosas sobre el tema y tenemos un alcance particular entre los jóvenes, aunque tenemos una audiencia muy amplia”, dijo Justino.

La información que comparten por Undocumedia es especialmente útil en lugares del país donde no hay fácil acceso a organizaciones comunitarias que normalmente ofrecen ayuda y orientación en las grandes ciudades, como Chirla o Carecen en Los Angeles, agregó el joven.

“Hay lugares en el país donde un inmigrante tiene que manejar varias horas para llegar a un lugar donde les pueden informar y ayudar”, apuntó Justino. “Por los medios sociales les llegamos en segundos y les damos la información que necesita”.

¿Cómo solicitar DACA? ¿Qué pasó con DAPA? ¿Cómo pedir un permiso de salida del país? Etc. Justino e Iván no son abogados, explica Ceja, pero “trabajamos constantemente con asesores legales para que la información que damos sea exacta”, indicó.

Una de las virtudes de Undocumedia es que la información es simple de entender.  “A veces usamos imágenes, o gráficos, es conciso y es gratis”, dijo Ceja. “Ahora tenemos visitantes de todos los estados del país y entre 1 y 3 millones de visitas cada semana, que vienen a nuestros sitios a ver qué está pasando”.

Pero no es sólo dar información lo que buscan, sino promover el empoderamiento de la juventud indocumentada y sus familias.

La pasada semana, cuando se dio la noticia de la acción negativa de la Corte Suprema respecto a los programas de acción diferida, Undocumedia transmitió en vivo la rueda de prensa en la que varios activistas e inmigrantes expresaron su desilusión por los resultados.

Las reacciones que recibieron fueron diversas. “Muchas preguntas, mucha gente muy devastada, pero también muchos preguntaron : ¿Y ahora qué? ¿Qué viene después de esto?”

“Muchos mensajes, muchas preguntas y confusión en la comunidad”, dijo Justino. “Les estamos diciendo que hay que continuar la lucha, que hay que involucrarse en el proceso, que son ellos los que van a facilitar el cambio, y no otros”.

En parte, la información es poder, pero Undocumedia no es el único proyecto que este par de “dreamers” tiene en mente. El objetivo final es “inspirar a la gente a buscar el cambio con las herramientas que existen”, dice Mora.

Ambos están trabajando en otro proyecto, Polibeats, una aplicación móvil para “facilitar que la gente se involucre en política”.

“Mucha gente nunca ha tenido ninguna participación en política, nunca han conocido o hablado con uno de sus representantes, pero es que no es fácil”, explica Ceja. “Si a veces hasta a uno se le dificulta encontrar un número de teléfono para un político, hables inglés o español, ¿cómo lo va a hacer mi mamá?”.

La aplicación, que planean lanzar a fines de este año o a principios de otro, servirá para que la gente tenga acceso directo a sus políticos o al menos, a mandarles mensajes por diversas plataformas y a estar informados de las acciones y posturas de estos.

Iván y Justino, que han vivido y siguen viviendo personalmente la experiencia de vivir en el limbo migratorio que millones de personas llevan muchos años experimentando, han sacado sus conclusiones personales de todo este camino que les ha tocado recorrer, particularmente después de la última gran desilusión.

“Hemos llegado a este momento muchas veces desde los años 90s”, dijo Mora. “Sabemos que inmigración ha sido un factor político desde entonces, y que hemos tenido que vivir con la incertidumbre por años. Pero lo cierto es que tenemos el poder, como comunidad, de cambiar el curso de las cosas, cuando nos involucramos”.

Ceja añade que “las últimas tres elecciones fueron “un chiste”, me encanta la política pero creo que hay muchos ex presidentes de este país que estarían revolviéndose en sus tumbas si pudieran ver lo que está pasando ahora en Estados Unidos de América…particularmente viendo a personas como Trump”.

Los inmigrantes, concluye Mora, “estamos cansados de los juegos políticos, pero somos nosotros quienes vamos a tener que impulsar el cambio”.

¿Quiénes son?

Iván Ceja, 24 años, michoacano, vive en Estados Unidos desde los 9 meses de edad y vive en Compton. Su vocación es el dibujo pero enfocó sus estudios en ingeniería y robótica. En 2009 estableció el primer “Dream Team” en la Universidad de California en Fullerton y luego trabajó con otros dreamers en el activismo en pro de esa comunidad. En 2012 creó Undocumedia.

Justino Mora, de 26 años, vino a Estados Unidos a los 9 años y vive en Santa Mónica.  Hace poco se graduó de UCLA con una licenciatura en ciencias políticas, es co-fundador de Polibeats y consultor en línea. Tras inmigrar con su familia en 2000, se graduó con honores de la secundaria y fue el primero en asistir a la universidad.  Allí se involucró en el activismo pro inmigrante, con el CA Dream Network y con CHIRLA, así como en la campaña “right to Dream”.

Última actualización el Martes, 05 de Julio de 2016 15:38
 
Patrulla Fronteriza absuelve de culpa a agentes implicados en actos violentos PDF Imprimir E-mail
Escrito por Claudia Carias   
Viernes, 01 de Julio de 2016 14:43

Fueron exonerados agentes implicados en cuatro incidentes entre 2012 y 2015, los primeros de un total de 18 revisados por la agencia federal

WASHINGTON.- La Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP), absolvió de culpa a agentes implicados en cuatro incidentes por el uso de la fuerza entre 2012 y 2015,  los primeros de un total de 18 revisados por la agencia federal.

“La divulgación de estos casos es parte de nuestro esfuerzo continuo por asegurar la rendición de cuentas y la transparencia”, dijo en rueda de prensa y conferencia telefónica simultánea Kevin McAleenan, subcomisionado de la CBP.

“Creemos que la confianza del público estadounidense es esencial para la compleja y desafiante misión de la CBP, y pensamos ganarnos y mantener esa confianza a través de la responsabilidad profesional y la transparencia”, agregó McAleenan, acompañado de otros dos funcionarios que no quisieron ser identificados

La CBP sólo divulgó un resumen de los primeros cuatro casos investigados internamente por la llamada Junta de Revisión Nacional sobre el Uso de la Fuerza (NUFRB, en inglés), un grupo creado en 2014 para mejorar la transparencia de la agencia en el manejo de casos de violencia en la frontera.

En cada uno de los casos revisados, la NUFRB determinó que el uso de la fuerza por parte de los agentes implicados “cumplía con la política sobre el uso de la fuerza de la CBP”.

Por lo tanto, ninguno de los agentes fue suspendido o sometido a alguna medida disciplinaria.

Dos de los cuatro primeros casos investigados tuvieron víctimas mortales.

En uno de ellos, ocurrido el 18 de junio de 2015 en Solana Beach (California), una persona murió ahogada cuando un sujeto intentaba huir en un bote de agentes de la unidad marítima de la CBP.

Durante la persecución en el condado de San Diego, los agentes dispararon varias veces contra el motor de la nave, y el sujeto causó un choque mientras intentaba huir, lanzando a 19 hombres y una mujer al agua, quien murió ahogada, según la autopsia.

En otro de los casos, ocurrido el 22 de julio de 2014 en La Joya (Texas), un hombre armado, buscado por homicidio por la policía de Edinburg, inició un tiroteo con la policía, hiriendo a dos agentes.

El hombre siguió disparando cuando agentes de la Patrulla Fronteriza se sumaron a los esfuerzos para arrestarlo dentro de la vivienda donde se había refugiado.  En total, diez policías locales y agentes de la Patrulla Fronteriza dispararon sus armas, y el sujeto,  no identificado, murió en la escena del crimen.

En otro caso, el 2 de octubre de 2014 en Escobares (Texas), un agente de la CBP disparó su rifle M-4 contra un grupo de hombres que lanzaban piedras “del tamaño de una béisbol” desde el lado mexicano del Río Bravo.

No hubo muertos o heridos en ese incidente, pero los agentes recuperaron cerca de 682 libras de marihuana.

En el cuarto caso, el 5 de mayo de 2012 en Nogales (Arizona), agentes de la Patrulla Fronterizaperseguían a “múltiples grupos” de individuos que habían cruzado ilegalmente por las montañas de Atascosa, y algunos de ellos lanzaban piedras contra los agentes. Ese incidente tampoco dejó heridos.

Más casos en el futuro

La NUFRB todavía tiene pendiente 14 casos, y la CBP no precisó cuándo divulgará los resultados de esas investigaciones.

La CBP tampoco divulgó las nueve recomendaciones emitidas tras la investigación de cada uno de los casos, ni precisó si hubo disensión por parte de algunos miembros de la junta.

Como parte del protocolo, la NUFRB inició su investigación interna de cada caso después de que las autoridades locales, estatales o federales decidieron no presentar cargos contra los agentes involucrados en los incidentes, según la CBP.

En mayo de 2014,  a raíz de críticas sobre el uso excesivo de la fuerza letal, la CBP divulgó unmanual detallando la nueva política que deben seguir sus agentes para responder a incidentes en la frontera.

En resumen, el uso de la fuerza letal está justificado cuando corre peligro “inminente” la vida del agente u otra persona, y no basta una advertencia verbal para disminuir la confrontación con el atacante.

La CBP, por otra parte, sigue evaluando el uso de cámaras portátiles en los uniformes de sus agentes, y no ha determinado cuándo publicará su decisión definitiva al respecto.

 
“Me quieren matar en Guatemala, por eso decidí escapar” PDF Imprimir E-mail
Escrito por Claudia Carias   
Viernes, 24 de Junio de 2016 19:47

Movidos por la violencia, las extorsiones y la pobreza, los centroamericanos no paran de llegar a Tijuana en busca de que Estados Unidos les otorgue asilo

Cuando Francisco Pascual se encontró por debajo de la puerta de su vivienda en Guatemala, un papel que decía: “debe entregarnos 60,000 quetzales. Si no lo hace, vamos a secuestrarlo y matarlodonde se encuentre”, decidió dejarlo todo.

Me llene de miedo”, relata sentado en la cocina de la Casa del Migrante de Tijuana a donde hace un par de días llegó, junto a su hija de 12 años, en su trayecto hacia Estados Unidos.

Las familias de El Salvador, Honduras y Guatemala que escapan de la violencia y la miseria se han sumado a los cientos que a diario buscan a través de Tijuana obtener asilo político en la Unión Americana.

Pascual no escapó solo. Decidió traer con él a su hija Angelina de 12 años. “La traje porque la conocen Las Maras. La niña me ayudaba en el puesto de frutas en la calle que yo tenía para ganarme la vida”, dice Pascual.

Los miembros de las maras tenían meses que lo obligaban a entregarle 150 quetzales por semana.

“Llegó un momento que ya no me quedaba ganancia. El negocio se terminó con todas sus exigencias”, indica.

Pascual dejó a su esposa y a tres de sus hijos de 16, 3 y 1 año de edad en Guatemala.

“Me preocupa pero no tuve opción. La niña y y yo éramos los que corríamos más peligro. Cerré mi vivienda. Mi familia se fue a la casa de mi suegro”, cuenta.

En Centroamérica la violencia de pandillas ha obligado a miles de personas a salir de sus países ante la inseguridad que viven en sus barrios.

La violencia y el miedo ha llegado a niveles tan altos que muchos padres han recurrido a traerse a sus hijos incluso sin ser acompañados por un adulto, algo que se experimento recientemente conla ‘crisis humanitaria’ de niños inmigrantes en la frontera sur de este país.

La niña no habla español

Pascual y su hija salieron el 18 de abril de su pueblo en el municipio de San Mateo Ixtatán en Guatemala y llegaron a principios de junio a Tijuana. El viaje lo hicieron en autobús. “Para llegar hasta aquí hice varias paradas. Trabajé como albañil y ayudante de la construcción en Tuxtla Gutiérrez y en la ciudad de México. Iba juntado dinero para el viaje”, dice Pascual.

La Casa del Migrante de Tijuana que dirige el padre Patrick Murphy le dio un techo y alimentos para él y su hija. Angelina sonríe con timidez. Vive como en un mundo aparte. No habla español. Su dialecto es el kanjobal, uno de los idiomas mayas que habla la población del altiplano occidental de Guatemala. Nunca ha ido a la escuela, confía su padre.

“Me siento contento de llegar a Tijuana, pero queremos cruzar a Estados Unidos. En Salinas, California tengo un amigo que es como mi hermano, que me va a echar la mano”, dice.

De un momento a otro, Pascual pensaba ir a la garita estadounidense de San Ysidro para solicitar asilo.

“La verdad que tengo mucha confianza en que me acepten. Uno sale de su país por la pobreza y por miedo, uno no quiere la muerte. Muchos guatemaltecos ya han muerto. Yo quiero vivir”, admite.

La migración no se detiene

Giulia Menegatti es una estudiante italiana que desde hace meses se sumó a la Casa del Migrante de Tijuana como voluntaria antes de regresar a Europa para hacer una maestría en Relaciones Internacionales.

“Cada día mueren en el Mediterráneo, muchísima gente. Europa en estos momentos está cerrando las puertas pero la Migración no para. Lo que los inmigrantes hacen es cambiar las rutas migratorias. Estos meses viendo este flujo de inmigrantes de África, Haití, Centroamérica y México que llegan a Tijuana con la meta de ir a Estados Unidos, después de dejar todo y exponiendo su vida, me lo demuestra”, indica

Menegatti agrega que si hay algo que ha visto en los ojos de los inmigrantes todos estos meses ha sido la fe y la esperanza.

Me voy de aquí con una rabia contra las fronteras y muros y con la esperanza de que un día se pueda encontrar una solución al sufrimiento que tienen que pasar los migrantes para encontrar una mejor vida”, dice.

 
« InicioPrev12345678910PróximoFin »

Página 1 de 173

Acceso



Encuestas

¿Usted cree que habrá una reforma migratoria este 2013?
 

Calendario MIGUA

Ver todo...

Seleccionar Idioma

Videos

Featured Links:
.

feed-image Feed Entries

Medios de comunicación

Popular

Visitantes

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy74
mod_vvisit_counterAyer614
mod_vvisit_counterEsta semana2961
mod_vvisit_counterLa última semana4820
mod_vvisit_counterEste Mes19556
mod_vvisit_counterEl último mes19258
mod_vvisit_counterTotal511698
Visitors Counter

Potenciado por Grupo 3s | migua.org 2013